Dos Residencias que a partir de hoy caminarán de la mano

 

Señores estad atentos

Que aquí vienen los mayores,

Con todo nuestro talento

Para hacer bien los honores.

Por nosotros no pasan los años

Solo unas cuantas arrugas,

Con todos nuestros apaños

Y verdes como lechugas.

Bienvenidos

Las Mimosas.

Hoy es un día muy especial.

Vuestra visita

de hoy,

nos da mucha felicidad.

Muchas gracias

jovenzuelos,

os invitamos a merendar,

no os creáis

que es peloteo,

es el principio de una amistad.

 

El día 24 de abril estuvimos de celebración en La Pinarilla. Celebramos el inicio de un nuevo proyecto, el hermanamiento de nuestra residencia con la residencia Las Mimosas de Serranillos del Valle, un centro de características similares al nuestro, y por el que sentimos gran afecto y empatía desde hace tiempo.

El hermanamiento se formalizó a través de un acto de confraternidad que tuvo lugar en nuestra residencia y al que asistieron un grupo de residentes y personal de la Residencia Las Mimosas. Nada más y nada menos que se vinieron desde Serranillos del Valle recorriendo los 50 km que nos separan  para conocernos.

Este hermanamiento supone un pacto de amistad y colaboración entre ambas residencias, que buscan consensuar un “futuro” donde la cultura, la diversión estén siempre presentes.

 

 

La finalidad es contribuir al bienestar de los mayores de ambas residencias.

Se inaugura así, una nueva etapa donde los residentes de ambos centros serán los protagonistas de sucesivos encuentros que posibiliten actividades conjuntas, intercambio de experiencias y momentos de convivencia.

 

 

En conmemoración del encuentro fraternal entre las residencias les recibimos con un gran cartel de “BIENVENIDOS”, se realizaron unas chapas “Yo soy añejo, ¿y tú?” donde aparecen los nombres de ambos centros y les sorprendimos con una canción compuesta por nosotros mismos, donde homenajeamos el día del encuentro y les agradecimos su visita.

Además, nos dimos un suculento festín.

Pudimos disfrutar de una deliciosa merienda de confraternidad, donde nuestro departamento de cocina como siempre dando un servicio impecable, nos preparó unos exquisitos canapés, saladitos variados, tortilla de patata, mini-croquetas y mini-empanadillas y para los más golosos (es decir, para todos 😉 ), unos riquísimos pastelitos. Todo ello acompañado de la rica y fresquita limonada “La Pinarilla” con la que pudimos brindar, por el inicio de esta gran amistad.

A continuación las directoras realizaron un intercambio de un precioso marco con la fotografía de un grupo de residentes en sus centros.

Y lo hicieron constar a través de sus firmas en un documento que acredita el hermanamiento entre La Pinarilla y Las Mimosas.

Finalmente, se le asignó a cada residente visitante un residente de nuestro centro para que ejerciese de guía y  enseñarles y mostrarles nuestras instalaciones y cada uno de los rinconcitos que forman nuestra casa.

Resultó todo un éxito y, como bien dice la canción…” no os creáis que es peloteo, es el principio de una amistad…”.

Dos Residencias que a partir de hoy caminarán de la mano
Qué te ha parecido??

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies